Carrot Cake

Si hay una tarta popular en Inglaterra y Estados Unidos es sin duda la de zanahorias, que desde la Edad Media se usaba para endulzar en la repostería.

Es una combinación exquisita de un bizcocho especiado y un frosting de queso con chocolate blanco y naranja así que te animo a prepararla, su resultado te sorprenderá.

Ingredientes para el bizcocho:

  • 280 gr de azúcar
  • 400 gramos de zanahoria pelada y rallada
  • 4 huevos
  • 1/2 vaso de aceite de girasol
  • la ralladura de una naranja
  • 250gr de harina
  • 1 sobre de gasificante
  • 1 sobre de levadura química
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 pizca de sal

Para la cobertura :

  • 50 gr de azúcar glass
  • 80gr de chocolate blanco
  • 50gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 300gr de queso crema
  • El zumo de una naranja

Vamos a preparar el bizcocho en primer lugar así que en un bol batimos los huevos junto al azucar hasta que espumen y se vuelvan más blanquecinos.

A continuación echamos la ralladura de naranja, el aceite de girasol y la zanahoria que hemos rallado previamente .

En otro bol mezclamos los ingredientes secos restantes , la harina, el bicarbonato, la levadura, la canela,la nuez moscada y la pizca de sal, lo removemos para mezclar bien y lo tamizamos sobre la mezcla anterior de huevo, mezclamos bien y reservamos.

Ponemos el horno a precalentar a 180 grados y mientras tanto engrasamos un molde de 20cm o forramos con papel de horno para que no se nos pegue, vertemos la masa del bizcocho y horneamos durante 40 minutos o hasta que al introducir un palillo salga limpio.

Cuando esté listo lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar en el molde.

Ahora preparamos la cobertura, para ello derretimos el chocolate blanco al baño maria, agregamos la mantequilla en cuadraditos pequeños para que se derrita al calor del chocolate, mezclamos con el queso cremoso y el zumo de naranja y pasamos la mezcla por un chino para que quede sin granitos y con una textura lisa.

Ahora nos toca la parte artística, que es mi favorita, así que para empezar dividimos el bizcocho en dos capas para rellenarlo con la crema de queso , extendemos el frosting también por la superficie dejando caer gotas por los bordes o bien cubrimos toda la tarta si nos apetece y decoramos dejando volar nuestra imaginación con almendras crocanti, zanahorias caramelizadas o con aquello que se os ocurra.

Espero que os haya gustado y lo pongáis en práctica muy pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s